Guadalupe vs. Tempe Elementary School District 2017

Guadalupe contra Tempe Elementary School: derecho a la educación

En el distrito escolar unificado de Tempe, Arizona, los estudiantes de ascendencia indígena y latina asistían a escuelas que recibían menos fondos por alumno y alumna que las escuelas con mayor porcentaje de estudiantes blancos.

Esto se debía a que la financiación escolar en Arizona se basaba en gran medida en los valores de las propiedades locales, lo que resultaba en una distribución desigual de recursos entre las escuelas.

En 2014, nueve estudiantes de ascendencia indígena y latina, junto con sus familias, demandaron al distrito escolar unificado de Tempe alegando que la desigualdad en la financiación escolar violaba su derecho a una educación igualitaria bajo la Cláusula de Protección Igualitaria de la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.


La equidad en la financiación escolar y el derecho a la educación

El caso Guadalupe vs. Tempe Elementary School District se enmarca en un contexto histórico de discriminación racial y educativa hacia las comunidades latinas e indígenas en Estados Unidos.

A pesar de los avances logrados en la década de 1960 con la Ley de Derechos Civiles, las escuelas de Arizona continuaban perpetuando prácticas discriminatorias que limitaban las oportunidades educativas de los estudiantes de ascendencia latina e indígena.

En la comunidad de Guadalupe, Arizona, donde la mayoría de la población es de origen mexicano-estadounidense e indígena yaqui, los estudiantes enfrentaban serias desigualdades en el sistema educativo local.

Las escuelas del Distrito Escolar Primario No. 3 de Tempe, a las que asistían estos estudiantes, carecían de programas de instrucción bilingüe adecuados, no contaban con suficientes maestros de ascendencia mexicana-estadounidense o indígena yaqui, y los planes de estudio no reflejaban la cultura e historia de estas comunidades.

Los estudiantes y representantes de la comunidad de Guadalupe demandaron al Distrito Escolar Primario No. 3 de Tempe, alegando que las prácticas discriminatorias del distrito violaban sus derechos bajo la Cláusula de Protección Igualitaria de la Decimocuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Argumentaron que la falta de programas de instrucción bilingüe, la escasez de maestros de ascendencia mexicana-estadounidense o indígena yaqui, y la ausencia de un plan de estudios que reflejara su cultura e historia les negaba una educación igualitaria.

La defensa ampara sus argumentos en que la Constitución estadounidense no establece un estándar (ni obliga ni prohibe) para la enseñanza de las lenguas y las culturas en las escuelas públicas del país, así que la decisión del distrito escolar de Tempe de ofrecer un sistema educativo monocultural y monolingüe se consideraba racional ya que éste es un tema político que debe ser decidido por el pueblo y no un tema constitucional.

Finalmente, en 2017, la Corte Suprema de Arizona dictaminó a favor de los estudiantes demandantes. El tribunal determinó que el sistema de financiación escolar basado en valores de propiedad del distrito escolar unificado de Tempe era inconstitucional porque discriminaba a los estudiantes de ascendencia indígena y latina.

Impacto del caso sobre el derecho a la educación

La Corte Suprema de Arizona falló a favor de los estudiantes demandantes, determinando que las prácticas del Distrito Escolar Primario No. 3 de Tempe eran discriminatorias e inconstitucionales.

La decisión obligó al distrito a implementar reformas significativas, incluyendo la creación de programas de instrucción bilingüe adecuados, la contratación de más maestros de ascendencia mexicana-estadounidense o indígena yaqui, y la revisión del plan de estudios para incluir contenido que reflejara la cultura e historia de estas comunidades.

La decisión Guadalupe vs. Tempe Elementary School District ha tenido varias consecuencias importantes:

  • El estado de Arizona implementó un nuevo sistema de financiación escolar basado en un modelo de financiación de base ponderada, que busca distribuir los recursos de manera más equitativa entre las escuelas.
  • La decisión ha sido citada en otros casos judiciales relacionados con la equidad en la financiación escolar en otros estados de Estados Unidos.
  • La decisión ha ayudado a aumentar la conciencia sobre el problema de la desigualdad en la financiación escolar y la importancia de garantizar que todas las escuelas tengan los recursos necesarios para brindar una educación de calidad a sus estudiantes.

Guadalupe v. Tempe Elementary School District es considerado un caso histórico en la lucha por la equidad en la financiación escolar y el derecho a la educación en los Estados Unidos habiendo sido citado y referenciado en 34 casos similares desde su dictamen.

La decisión ha tenido un impacto duradero en la política educativa y ha contribuido a garantizar que todos los estudiantes tengan acceso a una educación de calidad, independientemente de su raza u origen étnico.

Es importante tener en cuenta que la decisión Guadalupe vs. Tempe Elementary School District no resolvió todas las cuestiones relacionadas con la equidad en la financiación escolar en los Estados Unidos. Todavía existen debates sobre la manera de financiar las escuelas y sobre cómo garantizar que todas tengan los recursos necesarios para brindar una educación de calidad a sus estudiantes.

Solo fue un primer paso hacia una educación igualitaria que proporcione las mismas oportunidades a todos los niños y niñas del país, indistintamente de su origen, procedencia, cultura, raza, idioma natal o cualquier otra característica personal.

Fuentes sobre el caso

ADVERTENCIA:

abogados(de)USA es un directorio de despachos y profesionales que atienden a sus clientes en español en los Estados Unidos. Además ofrece en sus guías orientación e información que puede resultar útil a la hora de buscar, elegir y contratar a un abogado pero que nunca sustituye la consulta con un profesional; así como historias y casos que pueden servir de inspiración y motivación para dar el paso en la defensa de los derechos propios. En resumen, somos un portal de información.



Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *