Cómo lidiar con las deudas y el cobro de morosos

En los Estados Unidos, lidiar con las deudas y el cobro de morosos puede ser un proceso complejo y estresante. Sin embargo, es importante conocer sus derechos y las opciones disponibles para tomar el control de su situación financiera.

Especialmente si eres una persona migrante latina o hispana, la indefensión que puedes sentir a causa de la barrera idiomática, el desconocimiento del sistema legal propio de los EUA (con ciertos matices y diferencias respecto de los sistemas que conoces en tu país de origen) y la inseguridad con respecto a los derechos que te corresponden frente a los cobradores, pueden convertir esta situación en un viacrucis.

Vamos a ir paso a paso aprendiendo más sobre esta situación y lo primero es entender qué es lo que está ocurriendo.


¿Qué es la cobranza de deudas?

La cobranza de deudas es el proceso que se lleva a cabo al intentar cobrar una deuda que no ha sido pagada. Los cobradores de deudas pueden ser las empresas originales a las que les debe dinero, o pueden ser empresas que compran deudas vencidas a bajo precio.

Quédate con este matiz porque es importante. Algunas empresas compran las deudas a bajo precio para luego reclamarlas a los deudores con estrategias que en ciertas ocasiones bordean lo legal o se quedan en una zona de alegalidad. Una de estas situaciones son las coacciones.

Sus derechos bajo la Ley Federal de Cobro de Deudas (FDCPA)

La FDCPA es una ley federal que protege a los consumidores del acoso y las prácticas abusivas de cobro de deudas.

Algunos de sus derechos bajo la FDCPA incluyen:

  • El derecho a recibir un aviso por escrito que le informe sobre la deuda.
  • El derecho a disputar la deuda.
  • El derecho a solicitar que el cobrador de deudas deje de comunicarse con usted.
  • El derecho a ser tratado con respeto.

El abuso de estos derechos pueden devengar en que el reclamador del derecho de cobro pierda el mismo y termine por no cobrar la deuda.


Cómo lidiar con los cobradores de deudas

Si está siendo contactado por un cobrador de deudas, es importante que sepa qué hacer.

Aquí hay algunos consejos sustentados en los derechos anteriormente mencionados y recogidos en la FDCPA.

Obtenga información por escrito sobre la deuda solicitando al cobrador de deudas que le envíe un aviso por escrito que incluya la cantidad de la deuda, el nombre del acreedor original y sus derechos bajo la FDCPA.

No admita que debe la deuda si no está seguro de si debe la deuda, o si cree que la deuda es incorrecta, no admita que la debe. Tampoco admita la deuda si cree que está inflada o aumentada con dudosos intereses de demora o gastos provocados por la misma deuda.

Es una estrategia habitual de las empresas especializadas en este tipo de negocios (a todas luces inmorales en sus prácticas, cuando menos) incrementar el importe cargando gastos que pueden ir desde conceptos tan peregrinos como fotocopias, llamadas de teléfono o gastos de representación.

Envíe una carta al cobrador disputando la deuda si cree que la deuda es incorrecta o que no la debe. Envíe la carta por escrito con acuse de recibo (return receipt). También puede presentarse en las oficinas del cobrador y pedir que le sellen una copia como recibida. La recepción del documento debe ser firmada por un representante autorizado de la empresa. Debe enviar esta carta dentro de los 30 días posteriores a la recepción del aviso por escrito del cobrador de deudas.

Limite su comunicación con el cobrador de deudas si no desea que el cobrador de deudas lo contacte, puede enviarle una carta por escrito diciéndole que deje de comunicarse con usted. Solo debe comunicarse con el cobrador de deudas para disputar la deuda o para proporcionarle información actualizada sobre su dirección o número de teléfono.


Opciones para resolver sus deudas

Si tiene deudas que no puede pagar, hay varias opciones disponibles para usted.

Estas opciones incluyen:

  • Planes de pago: Puede trabajar con sus acreedores o con cobradores de deudas para establecer un plan de pago que pueda pagar.
  • Consolidación de deudas: Puede consolidar sus deudas en un solo préstamo con una tasa de interés más baja.
  • Manejo de crédito: Puede inscribirse en un programa de manejo de crédito para ayudarlo a administrar sus deudas y mejorar su puntaje de crédito.
  • Bancarrota: Si tiene muchas deudas y no puede pagarlas, puede declararse en bancarrota. La bancarrota puede ayudarlo a eliminar sus deudas o a desarrollar un plan para pagarlas.

Protección legal contra el cobro de deudas

Si usted cree que un cobrador de deudas ha violado sus derechos bajo la FDCPA, puede tomar medidas legales. Puede presentar una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) o puede demandar al cobrador de deudas en la corte.

Si necesita ayuda para lidiar con las deudas o el cobro de morosos, hay varios recursos disponibles para usted. Puede comunicarse con una agencia de asesoría crediticia sin fines de lucro o con un abogado.

Algunos recursos útiles:

(*) En nuestra última consulta la versión en español generaba un error al cargar la página. Si le sucede a usted también puede utilizar la URL nfcc.org sin el «/es/» final.

Legislaciones estatales sobre el cobro de deudas

Las leyes federales y estatales regulan el cobro de deudas en los Estados Unidos. La ley federal principal es la Ley Federal de Cobro de Deudas (FDCPA), que se discutió anteriormente. Las leyes estatales también pueden proporcionar protecciones adicionales para los consumidores.

Es importante conocer las leyes de cobro de deudas en su estado. Puede encontrar esta información en el sitio web de la oficina del fiscal general de su estado o en un sitio web de recursos legales para consumidores.


Las diferentes tipos de deudas

La diferente casuística y tipos de deudas dependen sobre todo del origen de la misma (para qué fue pedido el préstamo y a quién se le debe el dinero).

Entre las más habituales en USA encontraremos las deudas por tarjetas de créditos, la deuda médica o la deuda estudiantil, además de la hipotecaria o la fiscal.

Aunque la situación siempre es la misma, debemos dinero a una empresa u organización determinada, el origen y tipología puede determinar e influir en lo que el cobrador de deudas puede hacer o no, en función de la legislación estatal en cada caso.

Además las condiciones de solicitud del préstamo suelen variar de manera significativa según el ámbito en el que nos movemos. Y dentro de esas condiciones siempre están incluidas aquellas que afectarán a los impagos y a la reclamación de deudas.

Deuda de tarjetas de crédito:

    Es uno de los tipos de deuda más comunes en los Estados Unidos. Se genera al usar tarjetas de crédito para realizar compras y no pagar el saldo completo cada mes.

    Suele tener altas tasas de interés, lo que puede hacer que la deuda crezca rápidamente si no se maneja adecuadamente.

    Deuda médica:

      Se genera por gastos médicos, como hospitalizaciones, facturas de médicos y medicamentos recetados.

      Puede ser una carga financiera significativa, especialmente para personas sin seguro médico o con un seguro con cobertura limitada.

      Las opciones para manejar la deuda médica incluyen planes de pago, negociación con proveedores médicos y asistencia financiera del gobierno.

      Deuda de préstamos estudiantiles:

        Se genera al tomar prestado dinero para financiar la educación superior. Puede ser una inversión importante en el futuro, pero también puede ser una carga financiera significativa para los graduados. Existen diferentes tipos de préstamos estudiantiles, con diferentes términos y condiciones.

        Hay varias opciones disponibles para pagar la deuda de préstamos estudiantiles, como planes de pago basados ​​en los ingresos, programas de perdón de préstamos y consolidación de préstamos.

        Otras tipos de deudas:

          • Préstamos personales: Se pueden usar para diversos fines, como consolidar otras deudas, financiar grandes compras o cubrir emergencias.
          • Préstamos al consumo: Similares a las deudas de tarjetas de crédito, suelen ser créditos de importes más bajos pero con condiciones más estrictas en su devolución y elevadas tasas de interés.
          • Deuda automotriz: Se genera al financiar la compra de un vehículo.
          • Deuda hipotecaria: Se genera al financiar la compra de una vivienda.
          • Deuda fiscal: Se genera por impuestos no pagados al gobierno. Quizás sean las más complejas frente a las que defenderse en caso de injusticias o violación de sus derechos.

          George Bernard Shaw

          «Las deudas son como cualquier otra trampa en la que se es muy fácil caer, pero de la que es dificilísimo salir.»

          — George Bernard Shaw, dramaturgo y crítico irlandés

          Las consecuencias de no pagar las deudas

          No pagar las deudas a tiempo puede tener repercusiones serias y duraderas en su vida financiera.

          A continuación, se detallan algunas de las consecuencias más graves.

          Daño severo al puntaje de crédito:

            • Registros negativos: Cada pago atrasado o morosidad se registra en su informe crediticio, lo que daña significativamente su puntaje de crédito.
            • Dificultad para obtener crédito: Un puntaje de crédito bajo le dificultará o imposibilitará obtener préstamos, tarjetas de crédito, seguros e incluso alquilar un apartamento.
            • Tasas de interés más altas: Si logra obtener crédito, tendrá que pagar tasas de interés más altas debido a su bajo puntaje crediticio, lo que aumenta el costo total de la deuda aumentando así la probabilidad de un impago.

            Embargo de salarios:

              • Orden judicial: Si no paga una deuda de manera persistente, un acreedor puede obtener una orden judicial para embargar su salario.
              • Deducción directa: Su empleador estará legalmente obligado a deducir una parte de su cheque de pago para pagar la deuda, lo que afecta directamente su ingreso disponible, lo que a su vez aumenta la probabilidad de dejar de pagar otros préstamos o deudas como una tarjeta de crédito.
              • Impacto en las finanzas personales: El embargo de salarios puede generar dificultades para cubrir gastos básicos como el alquiler, la comida y los servicios públicos.

              La Ley Federal de Cobro de Deudas (FDCPA) establece límites sobre la cantidad de dinero que se puede embargar de su salario para pagar una deuda. Estos límites se basan en su salario neto disposable income, que es la cantidad de dinero que le queda después de las deducciones obligatorias como impuestos, seguro social y Medicare.

              • Hasta el 25% del salario neto ingresado disponible.
              • También se podría embargar la cantidad que supere su salario neto al salario mínimo federal por hora multiplicado por 30.

              Es decir, en el segundo caso si el salario mínimo federal por hora es de $7.25, entonces se podrían embargar cantidades que excedan de ese importe multiplicado por 30, es decir, $217.50 por semana. Siguiendo con el ejemplo, si su salario semanal es de $350 el importe embargable sería $350 – $217.50, es decir, $132.50, garantizando así unos ingresos mínimos salariales de 30 veces el importe de salario mínimo hora.

              Aún así hay ciertas excepciones que varían esos límites.

              • Deudas de manutención infantil y pensión alimenticia: No hay límite para la cantidad que se puede embargar de su salario para pagar la manutención infantil o la pensión alimenticia.
              • Préstamos estudiantiles federales: El Departamento de Educación de los Estados Unidos puede embargar hasta el 15% de su salario neto para pagar préstamos estudiantiles federales en mora.
              • Impuestos federales: El Servicio de Impuestos Internos (IRS) puede embargar hasta el 25% de su salario neto para cobrar impuestos federales atrasados.

              Recuerde que estos son solo los límites generales establecidos por la FDCPA. Las leyes estatales pueden tener límites adicionales o más restrictivos sobre el embargo de salarios.

              Si tiene más de un acreedor que intenta embargar su salario, los límites se aplican a la cantidad total que se puede embargar, no a cada acreedor individualmente.

              Si cree que su salario está siendo embargado de manera incorrecta, puede presentar una queja ante la Comisión Federal de Comercio (FTC) o puede demandar al cobrador de deudas en la corte.

              Incautación de bienes:

                • Orden judicial: En casos extremos, un acreedor puede obtener una orden judicial para incautar sus bienes como forma de cobrar la deuda.
                • Pérdida de posesiones: Esto puede incluir su vehículo, muebles, electrodomésticos e incluso su casa.
                • Daño emocional: La incautación de bienes puede ser una experiencia muy angustiosa y estresante, además de las pérdidas materiales.

                Demandas judiciales:

                  • Acciones legales: Los acreedores pueden demandarlo para hacer cumplir el pago de la deuda, incluyendo costos legales adicionales.
                  • Aparición en corte: Tendrá que comparecer ante un juez para defenderse en la demanda, lo que implica tiempo y esfuerzo.
                  • Posibles fallos en su contra: Si pierde la demanda, el juez puede ordenar que pague la deuda, incluyendo intereses y costos legales, lo que puede ser una carga financiera significativa.

                  Otras consecuencias:

                    • Reputación dañada: Su historial de morosidad puede afectar su reputación personal y profesional, dificultando encontrar un trabajo o hacer negocios.
                    • Estrés y ansiedad: La presión financiera y las preocupaciones por las deudas pueden causar estrés, ansiedad y problemas de salud mental.
                    • Dificultades para alcanzar metas financieras: No pagar las deudas puede obstaculizar su capacidad para ahorrar para el futuro, comprar una casa o alcanzar otras metas financieras.

                    Es crucial recordar que no pagar las deudas no las hace desaparecer. Por el contrario, las consecuencias pueden empeorar con el tiempo y afectar negativamente diversos aspectos de su vida.


                    Consejos para evitar el cobro de deudas

                    Crear un presupuesto y seguirlo:

                    En resumen, necesita llevar una contabilidad familiar y para ello al menos debería de hacer lo siguiente:

                      • Registrar ingresos y gastos: Anote todos sus ingresos mensuales, incluyendo salario, inversiones, alquileres, etc. Registre también todos sus gastos mensuales, como vivienda, alimentación, transporte, entretenimiento, etc.
                      • Categorizar gastos: Clasifique sus gastos en esenciales (vivienda, alimentación, transporte) y no esenciales (entretenimiento, restaurantes, compras).
                      • Establecer límites: Asigne un monto máximo para cada categoría de gasto.
                      • Utilizar herramientas de presupuesto: Existen aplicaciones y software de presupuesto que pueden ayudarlo a administrar sus finanzas de manera efectiva.

                      Gastar menos de lo que gana:

                      Hay un viejo dicho del que aún se discute su autoría que afirma que no es más rico quien más tiene sino quién menos necesita.

                      Algo que puede hacer para evitar caer en préstamos y créditos que deriven en deudas impagadas y cobro de morosos es realizar ciertas acciones muy sencillas en su vida diaria.

                        • Vivir de acuerdo a sus medios: Evite gastar más de lo que gana. Si sus ingresos son limitados, busque formas de reducir sus gastos. Además esto le permitirá generar un ahorro que podría invertir en activos que le generasen ingresos pasivos, lo que haría aumentar su disponibilidad económica. No se trata gastar más antes de ingresar ese dinero, sino justo al revés.
                        • Evitar compras impulsivas: Espere antes de realizar compras importantes. Pregúntese si realmente necesita el artículo y si puede pagarlo. Recuerde que la felicidad no la dan los objetos sino las experiencias que vive con esos objetos. Hay muchas situaciones que le pueden generar satisfacción y felicidad personal y que no le supondrán gasto alguno o será mínimo.
                        • Buscar ofertas y descuentos: Aproveche las promociones, cupones y programas de fidelización para ahorrar dinero. Para esto solo necesita paciencia y hábito.
                        • Considerar alternativas más económicas: Opte por actividades de ocio gratuitas o de bajo costo, cocine en casa en lugar de comer fuera y otras muchas ideas que puede realizar. Recuerde, no se trata de tener, se trata de vivir experiencias con lo que se tiene.

                        Evitar acumular deudas innecesarias:

                          Utilizar las tarjetas de crédito de manera responsable, solo para compras importantes que pueda pagar en su totalidad cada mes. Evite los intereses altos y las tarifas por pagos atrasados. Rechace nuevas tarjetas que a priori no necesita y que su entidad bancaria le ofrece como quien ofrece una cerveza a un vecino. ¡Lleva trampa!

                          Solicitar crédito solo cuando sea necesario evitando abrir nuevas cuentas de crédito solo por obtener ofertas o aumentar su puntaje de crédito. Evalúe si realmente necesita el crédito adicional antes de solicitarlo. Insistimos, las entidades bancarias le tentarán, pero nunca lo harán por usted, lo harán para ganar más.

                          Considerar alternativas al crédito explorando opciones como préstamos de amigos o familiares, planes de pago o programas de asistencia financiera antes de recurrir al crédito.

                          Buscar ayuda si la necesita:

                            No dude en pedir ayuda si tiene dificultades para controlar sus deudas. Existen muchas organizaciones sin fines de lucro que ofrecen asesoría financiera gratuita o de bajo costo, educación sobre el manejo de deudas y planes de pago.

                            La Agencia Federal de Protección al Consumidor (CFPB) ofrece recursos y herramientas para ayudarlo a comprender sus deudas y opciones para manejarlas.

                            Si está siendo acosado por cobradores de deudas o enfrenta dificultades legales relacionadas con sus deudas, consulte con un abogado especializado en derecho del consumidor.

                            Adoptar hábitos financieros saludables:

                              Cree un fondo de emergencia para cubrir gastos inesperados y evitar la necesidad de recurrir a la deuda.

                              Planifique para el futuro, como la jubilación o la compra de una vivienda, estableciendo metas financieras y ahorrando regularmente.

                              Aprenda sobre conceptos financieros básicos como presupuestos, manejo de deudas, inversiones y planificación financiera.


                              La importancia de la educación financiera

                              La educación financiera es un pilar fundamental para construir un futuro sólido y estable. Al comprender cómo administrar su dinero de manera efectiva, puede tomar decisiones informadas que le permitirán alcanzar sus metas financieras, evitar problemas de deudas y lograr la seguridad financiera.

                              Toma de decisiones informadas:

                              El primer paso para tomar las riendas de sus finanzas es aprender a tomar decisiones de manera consciente e informada, algo que ya detallamos en el apartado anterior y que podríamos resumir como:

                                • Administrar presupuestos: La educación financiera le brinda las herramientas para crear y administrar un presupuesto realista, permitiéndole controlar sus gastos y destinar sus recursos de manera eficiente.
                                • Evitar deudas: Al comprender los conceptos de interés, comisiones y pagos mínimos, puede tomar decisiones crediticias responsables y evitar caer en la trampa de las deudas de alto costo.
                                • Invertir de manera inteligente: Aprender sobre diferentes tipos de inversiones, como acciones, bonos y fondos mutuos, le permite tomar decisiones informadas para hacer crecer su patrimonio a largo plazo.
                                • Planificar para el futuro: La educación financiera le permite establecer metas financieras a largo plazo, como la jubilación o la compra de una vivienda, y desarrollar estrategias para alcanzarlas.

                                Seguridad financiera y estabilidad:

                                Además de tomar decisiones informadas, puede establecer algunas medidas para prevenir males como las deudas o sufrir el acoso de los cobradores de morosos. Usted debería tener presente estas medidas para protegerse a sí mismo y a su familia.

                                  • Protegerse de imprevistos: Un buen manejo del dinero le permite crear un fondo de emergencia para afrontar gastos inesperados, como reparaciones del hogar o emergencias médicas, sin recurrir a la deuda.
                                  • Alcanzar la libertad financiera: Al tomar decisiones financieras acertadas, puede alcanzar la libertad financiera, lo que significa tener el control sobre su dinero y la capacidad de vivir de acuerdo a sus valores y prioridades.
                                  • Reducir el estrés financiero: La educación financiera le brinda las herramientas para gestionar sus finanzas de manera organizada, lo que reduce el estrés y la ansiedad asociados con las preocupaciones económicas.

                                  Bienestar general y calidad de vida:

                                  Al desarrollar decisiones informadas y prevenir las situaciones de estrés va a ganar en salud y en calidad de vida.

                                    • Mayor tranquilidad mental: La seguridad financiera y la estabilidad económica contribuyen a una mayor tranquilidad mental y a un mejor estado de ánimo.
                                    • Posibilidad de perseguir sueños: La libertad financiera le permite perseguir sus sueños y aspiraciones sin las limitaciones impuestas por las dificultades económicas.
                                    • Oportunidades para la familia: Una buena educación financiera le permite brindar a su familia un futuro estable y próspero, con acceso a educación, atención médica y otras necesidades básicas.

                                    Invertir en educación financiera:

                                    La educación financiera es una inversión en su futuro. Existen diversos recursos disponibles para aprender sobre finanzas personales, desde cursos y talleres hasta libros, artículos y sitios web.

                                    Además dispone de información a través de algunas organizaciones como:

                                    • Organizaciones sin fines de lucro: Muchas organizaciones sin fines de lucro ofrecen programas de educación financiera gratuitos o de bajo costo.
                                    • Instituciones gubernamentales: Algunos gobiernos ofrecen recursos y herramientas para la educación financiera en sus sitios web.
                                    • Entidades financieras: Bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras pueden ofrecer talleres y seminarios sobre finanzas personales.
                                    • Recursos en línea: Existen numerosos sitios web y blogs que ofrecen información y consejos sobre finanzas personales.

                                    La educación financiera es una habilidad esencial para alcanzar el éxito en la vida. Al aprender a administrar su dinero de manera efectiva, puede tomar decisiones informadas que le permitirán alcanzar sus metas financieras, lograr la seguridad financiera y mejorar su calidad de vida.

                                    Y recuerde estos cuatro puntos:

                                    1. Invertir en educación financiera es una apuesta segura en su futuro y en el bienestar de su familia.
                                    2. Salir de las deudas y mejorar su salud financiera es posible con esfuerzo y disciplina.
                                    3. No se sienta avergonzado de buscar ayuda. Hay muchas personas que han pasado por situaciones similares y existen recursos disponibles para ayudarlo.
                                    4. Tomar el control de sus finanzas ahora puede tener un impacto positivo significativo en su futuro.

                                    Si está luchando con las deudas, busque ayuda lo antes posible.

                                    Existen diversas organizaciones sin fines de lucro y agencias gubernamentales que ofrecen asesoría financiera y programas de asistencia para ayudarlo a salir de la deuda y mejorar su situación financiera.


                                    ADVERTENCIA:

                                    abogados(de)USA es un directorio de despachos y profesionales que atienden a sus clientes en español en los Estados Unidos. Además ofrece en sus guías orientación e información que puede resultar útil a la hora de buscar, elegir y contratar a un abogado pero que nunca sustituye la consulta con un profesional; así como historias y casos que pueden servir de inspiración y motivación para dar el paso en la defensa de los derechos propios. En resumen, somos un portal de información.



                                    Comentarios

                                    Una respuesta a «Cómo lidiar con las deudas y el cobro de morosos»

                                    1. […] Y aunque en próximos artículos profundizaremos sobre cómo protegerte en caso de no poder afrontar una hipoteca, igualmente trataremos también este caso, aunque ya puedes encontrar una guía sobre los derechos frente a la reclamación de deudas. […]

                                    Deja una respuesta

                                    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *