¿Qué hacer si te arrestan en EUA?

¿Qué hacer si te arrestan en los Estados Unidos?

Quizás influidos por el cine y las series policiacas de Hollywood o por las historias que nuestras familias nos han contado de casos propios o muy cercanos, que te arresten en USA no es una experiencia por la que ningún ciudadano o ciudadana de bien quiera pasar.

Una pregunta que nos ha empezado a llegar al correo de abogados(de)USA de personas migrantes recién llegadas al país es que hacer si te arrestan en los Estados Unidos siendo hispano o latino.

Lo primero es lo primero, sobre todo en éste, tu nuevo país, es mantener la calma y no hacer nada raro, controlar tus nervios y el estrés, ya que la adrenalina es muy traicionera y tener una actitud colaboradora.

Ser arrestado en los EUA puede ser una experiencia aterradora, especialmente si no estás familiarizado con el sistema legal del país. Es importante que tengas en cuenta que existen derechos, además de recursos que pone a tu disposición los diferentes estamentos públicos, para ayudarte en tu defensa.

Siempre desde la calma. ¡No te dejes llevar por la cólera ni por los nervios!

En guía abordaremos los pasos que debes seguir si te arrestan, con un enfoque particular en las consideraciones adicionales para las personas migrantes que provienen de Latinoamérica / Hispanoamérica (el nombre que prefieras).


¿Qué hacer si te arrestan?

Vamos paso a paso a profundizar en las 3 claves esenciales que sí o sí debes tener presente (tranquilidad, solicitar traducción y guardar silencio) más una cuarta clave que casi siempre se olvida y pocas veces se utiliza, el consulado de tu país de origen.

¡Empecemos!

Mantén la calma y coopera

En el instante en que las sirenas aúllan y las luces azules y rojas bañan tu entorno, una ola de nerviosismo te invade. Te encuentras ante una situación que nunca imaginaste: un arresto. El corazón te palpita con fuerza, la mente se nubla y el instinto de supervivencia te empuja a reaccionar. Sin embargo, en este momento crucial, la calma y la cooperación son tus mejores aliados.

Respirar hondo, inhalando y exhalando lentamente, es el primer paso para recuperar el control. Recuerda que la policía está ahí para hacer su trabajo, y tu resistencia solo empeorará la situación. Evita cualquier tipo de discusión o argumento, ya que tus palabras podrían ser malinterpretadas o utilizadas en tu contra en un proceso judicial.

Mantén una actitud cooperativa, siguiendo las instrucciones de los oficiales de manera cortés y respetuosa. No intentes huir o resistirte, ya que esto podría derivar en cargos adicionales e incluso lesiones. Recuerda que tu silencio es un derecho, y no tienes la obligación de responder ninguna pregunta sin la presencia de un abogado.

Enfócate en mantener la calma y actuar con prudencia. Tu comportamiento en este momento tan difícil será crucial para el desarrollo del proceso legal y la protección de tus derechos.

Solicita un intérprete si lo necesitas

En un país donde el inglés es la lengua dominante, ser hispano o latino puede presentar un obstáculo significativo en situaciones que requieren comunicación clara y precisa, como un arresto.

Si te encuentras en esta situación y no dominas el idioma inglés, no temas: tienes derecho a solicitar un intérprete que te ayude a comunicarte con la policía.

La policía está obligada a proporcionarte un intérprete gratuito, ya sea en persona o por teléfono. La presencia de un intérprete te permitirá comprender mejor tus derechos, responder preguntas de manera precisa y evitar malentendidos que podrían perjudicar tu caso.

No dudes en solicitar un intérprete si lo necesitas. Es tu derecho y una herramienta fundamental para garantizar una comunicación efectiva y justa durante el proceso legal.

Recuerda que la comunicación clara y precisa es esencial para proteger tus derechos y navegar con éxito por el sistema legal estadounidense.

No respondas preguntas sin un abogado

En el torbellino de un arresto, rodeado de preguntas y oficiales de policía, es fácil sentirte presionado a responder y dar explicaciones. Sin embargo, es crucial recordar que tienes un derecho fundamental: el derecho al silencio.

Este derecho te protege de autoincriminarte, es decir, de proporcionar información que pueda ser utilizada en tu contra en un proceso judicial. No tienes la obligación de responder ninguna pregunta sobre el caso hasta que hayas hablado con un abogado.

Ejercer tu derecho al silencio es una decisión inteligente que te permite proteger tus derechos y evitar caer en trampas o contradicciones. Recuerda que la policía no puede obligarte a hablar, y que cualquier cosa que digas puede ser utilizada en tu contra.

Antes de responder cualquier pregunta, solicita la presencia de un abogado. Un abogado experimentado podrá asesorarte sobre tus derechos, guiarte en el proceso legal y ayudarte a proteger tus intereses. No temas ejercer tu derecho al silencio: es tu escudo legal en un momento crucial.

Informa al consulado

En un país extraño, lejos de tu hogar y rodeado de un sistema legal desconocido, la sensación de desamparo puede ser abrumadora. Sin embargo, si eres ciudadano extranjero, debes saber que cuentas con un aliado importante: tu consulado.

Informar a tu consulado sobre tu arresto es un derecho que te permite acceder a asistencia legal y consular. El consulado puede ayudarte a comunicarte con tu familia, proporcionarte información sobre tus derechos y opciones legales, y conectarte con recursos y servicios en tu idioma nativo.

No dudes en contactar a tu consulado después de un arresto. Su presencia puede ser un faro de esperanza y apoyo en un momento difícil. Recuerda que el consulado está ahí para ayudarte a navegar por el sistema legal estadounidense y proteger tus derechos como ciudadano extranjero.


¿Qué hacer si te arrestan en los Estados Unidos?

Derechos adicionales para hispanos y latinos

Más allá de los derechos generales que se aplican a todos los ciudadanos y residentes en los Estados Unidos, los hispanos y latinos cuentan con protecciones y recursos adicionales específicos para su comunidad.

Estos derechos son fundamentales para garantizar la igualdad de trato y el acceso a la justicia dentro del sistema legal estadounidense.

(Hay que aclarar que no son derechos exclusivos de latinos e hispanos sino que lo son de toda la población incluidas las personas migrantes, indistintamente de su procedencia.)

Derecho al debido proceso

Este derecho fundamental garantiza que los hispanos y latinos reciban un trato justo e imparcial en todas las etapas del proceso legal, desde la detención hasta el juicio y la sentencia.

Esto incluye el derecho a ser informado de los cargos en su contra, a tener un abogado presente durante los interrogatorios y las audiencias judiciales, a presentar pruebas y testigos, y a apelar las decisiones judiciales.

Protección contra la discriminación

La discriminación por raza, origen nacional o idioma es ilegal en los Estados Unidos. Los hispanos y latinos tienen derecho a estar libres de discriminación en todos los aspectos de su vida, incluyendo el empleo, la vivienda, la educación, el acceso a servicios gubernamentales y el sistema legal.

Si crees que has sido discriminado, puedes presentar una queja ante las agencias gubernamentales pertinentes o iniciar una acción legal.

Acceso a servicios en español

Reconociendo la importancia del idioma para la comunicación efectiva y el acceso a la justicia, el gobierno de los Estados Unidos ha establecido el derecho de los hispanos y latinos a recibir servicios en español de las agencias gubernamentales, incluidas las fuerzas del orden.

Esto significa que tienes derecho a solicitar intérpretes en español en interrogatorios, audiencias judiciales y otros procedimientos legales, así como a recibir información y documentos en español.


¿Qué hacer si no tengo un abogado?

Si no puede pagar un abogado, tienes derecho a un abogado defensor público si cumples con ciertos requisitos de elegibilidad. Un abogado defensor público te representará gratuitamente en su caso.

También te aconsejamos consultar y leer el resto de guías y tutoriales que hemos puesto a tu disposición en abogados(de)USA, así como las historias y casos que te compartimos y que te servirán de inspiración, motivación y te aportarán un rumbo o alternativas.

Ser arrestado en los Estados Unidos puede ser una experiencia difícil, pero es importante recordar que tienes derechos.

Si eres hispano o latino, hay recursos adicionales disponibles para ayudarte.

Recuerda mantener la calma, cooperar con la policía y buscar asesoramiento legal lo antes posible, así como solicitar un traductor si es necesario.

Además, te puede ser muy útil:

  • Memorizar el número de teléfono de un abogado de inmigración o defensor de los derechos civiles.
  • Tener una lista de contactos de emergencia a los que puedes llamar si eres arrestado.
  • Conocer bien tus derechos y cómo protegerlos, de la forma más amplia posible.

Al estar preparado y conocer tus derechos, podrás navegar mejor por el sistema legal de los Estados Unidos después de un arresto.

¡Y un último apunte, evitar cometer delitos es la mejor protección!

Sabemos que es obvio, pero teníamos que añadirlo.


Recursos para hispanos y latinos

Existen varias organizaciones que pueden brindar asistencia legal y otros recursos a hispanos y latinos que han sido arrestados.

Algunas de estas organizaciones son:


ADVERTENCIA:

abogados(de)USA es un directorio de despachos y profesionales que atienden a sus clientes en español en los Estados Unidos. Además ofrece en sus guías orientación e información que puede resultar útil a la hora de buscar, elegir y contratar a un abogado pero que nunca sustituye la consulta con un profesional; así como historias y casos que pueden servir de inspiración y motivación para dar el paso en la defensa de los derechos propios. En resumen, somos un portal de información.